Waste paper kitchen

5 ideas para reducir los residuos en restauración colectiva

Por: Isabel Coderch Vergés

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Cuando hablamos de sostenibilidad en el sector de la restauración, el tema estrella es el despilfarro de alimentos. Sí, tiramos cantidades escandalosas de alimentos viables y ha llegado el momento de que todos los sectores trabajemos unidos para evitarlo. Pero oímos mucho menos sobre otro tema casi igual de importante: la generación de residuos no alimentarios (envases, plásticos, latas, cartones, cajas, etc)

La generación de residuos tiene un coste ambiental terrible, pero además está asociada a muchos otros problemas que debemos tener en cuenta en nuestra empresa: el coste económico de la gestión de residuos, los riesgos laborales asociados a manipular grandes envases y la imagen de la empresa.

A continuación comparto con vosotros/as 5 ideas para fáciles para reducir rápidamente los residuos no orgánicos de vuestros comedores y empresas de restauración.

1.Consumo responsable de papel de cocina

En el sector de la restauración se consumen más rollos de papel de cocina que pipas en un campo de fútbol. Siguiendo con la analogía, seguro que habéis visto los ovillos de papel del tamaño de un balón de fútbol que usan en muchos restaurantes para limpiar o secar cualquier superficie. Cocina, comedor, baño, cristales y utensilios se limpian diariamente con un producto desechable y en gran parte evitable. La fabricación del papel demanda gran cantidad de recursos naturales (agua, madera y energía) y sin duda debemos racionalizar su consumo.

¿Qué podemos hacer al respecto? Fácil. El uso de papel para la limpieza de superficies es solo necesario dentro de la cocina. Para los cristales, mesas y otras superficies del comedor se pueden utilizar trapos siempre y cuando estén bien limpios.

2. En casa y en la escuela, servilletas de tela

En una escuela de 250 alumnos se consumen algo más de 45.000 servilletas por curso. Algo tan fácil (y tan habitual hace no mucho tiempo atrás) como traerse la servilleta de casa reduce el impacto ambiental del comedor de una forma muy significativa. Un ejemplo de centro que ha puesto en práctica esta iniciativa lo encontramos en una escuela de Barcelona: La Escuela Farigola de Vallcarca (Barcelona).

En otros ámbitos como los comedores de empresa o los comedores hospitalarios también es posible la reducción de las servilletas de papel, pero la estrategia de cambio tiene que enfocarse más a sensibilizar a los empleados que a la sustitución total del desechable por la servilleta de tela.

 

Servilletas de tela

3. Papel de aluminio y papel film, lo justito y nada más

Quizás los proveedores de estos productos se molesten por el epígrafe. Pero si vieran como se envuelven con kilómetros de papel film los carros de bandejas, o cómo se utiliza el papel de aluminio para tapar las gastronorms, quizás hasta me darían la razón en que hace falta hace un uso responsable de estos productos.

En el mercado existen numerosas alternativas para evitar el uso masivo de estos desechables: tapas, cubiertas de plástico reutilizables y fiambreras profesionales. Limitemos su uso a lo estrictamente necesario, y el bolsillo y el planeta lo agradecerán.

4. Compra a granel

La industria alimentaria cada año amplía su abanico de alimentos en porciones individuales y envases pequeños: panecitos, bollería, quesitos, membrillitos y hasta fruta preparada en envases individuales. Para las actividades fuera de la escuela pueden ser prácticos, pero si se consumen sistemáticamente en el comedor escolar, generan carga ambiental tremenda.

Prioricemos los envasados grandes, preferiblemente en material no plástico.

5. Proveedor, quédate con las cajas por favor

Las cajas de cartón o madera con las que se transporta la fruta y la verdura son voluminosas, difíciles de romper y de transportar. Una buena idea que ya están implantando muchas empresas es volcar el contenido de las cajas del proveedor en nuestras propias cajas y pedir al proveedor que se las lleve.

 Residuos en restauración colectiva

En breve os contaré cinco trucos más. Ah, y si tenéis alguna experiencia en este sentido, no dudéis en mandármela para compartirla en las redes. ?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, y obsesionada por dejar este planeta mejor de como lo encontró. Lleva más de 15 años trabajando en el sector de la restauración sostenible. Su pasión es aprender y enseñar que se puede dar de comer de una forma sostenible y rentable. Cuando escucha a Major Lazer las tortillas de patatas le salen mejor.

One response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *