Proyecto Revolta

Revolta, un proyecto de economía circular para restaurantes

Por: Isabel Coderch Vergés

La Agencia de Residuos de Cataluña y la cooperativa Tarpuna ha impulsado el proyecto Revolta con el propósito de acercar el generador de residuos orgánicos (en este caso, un restaurante) a la producción de alimentos.

En este estudio piloto, los restos orgánicos generados por un restaurante acaban convirtiéndose en compost que fertiliza los terrenos donde se producen los alimentos que cocina el mismo restaurante.

La finalidad de este proyecto es comprobar como la implicación de todos los agentes que intervienen en este ciclo consigue aumentar la corresponsabilidad de las personas en la gestión y recogida de orgánica tanto en cantidad como en calidad.

En el restaurante Kubik se instaló un compostador electromecánico, dispositivo que digiere parcialmente la materia orgánica procedente de la cocina y de los restos de los platos.

El precompost resultante se llevó a una finca cercana para acabar allí el proceso de compostaje. El compost ya maduro se empleó más tarde como fertilizante para los cultivos ecológicos de la cooperativa social de Tarpuna. La fruta y verdura producidas en Tarpuna se sirvieron en el Kubik, cerrando así el ciclo de la materia.

Elaborar el precompost in situ no siempre es la mejor solución para todos los restaurantes, pero cuando hay espacio exterior y el municipio no tiene implantado un sistema de recogida de orgánica, es sin duda una buena alternativa de transformar los residuos del restaurante en recursos. 

Enhorabuena por la iniciativa!

 

 

Fuente: http://residus.gencat.cat/es/

 

Fundadora de Te lo sirvo verde, especialista en hostelería sostenible y ecologista optimista.