www.miwa.eu

6 ideas que pueden revolucionar la prevención de residuos en hostelería y retail

Por: Isabel Coderch Vergés

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Circular Design Challenge es un concurso organizado por la fundación Ellen MacArthur enfocado a encontrar soluciones para reducir las cantidades ingentes de envases de plástico que genera nuestra sociedad. Las start-ups ganadoras de este año proponen 6 ideas que pueden revolucionar la prevención de residuos en hostelería.

 

CupClub, servicio de vasos reutilizables

 

  • En Estados Unidos y Europa cada año se generan más de 40 mil millones de vasos desechables. CupClub, start-up con sede en Reino Unido, busca frenar este problema ofreciendo un servicio de suscripción de vasos reutilizables. Los consumidores pueden llevarse los vasos de cualquier tienda que forme parte del proyecto, para luego dejarlos en uno de los puntos de entrega habilitados por la compañía. CupClub dispone de centros de lavado de alta tecnología que vuelven a llevar los vasos limpios a las cafeterías.

 

  • Su modelo de negocio- vender el servicio de reutilización a múltiples partes interesadas- implica que el sistema se puede escalar y no depende de la lealtad de la marca. La compañía comenzará a operar en enero de 2018 en Londres y ya prevé una expansión internacional.

 

 

Algramo, compra inteligente a granel

 

  • Empresa social chilena que ofrece productos de primera necesidad -como legumbres, arroz, azúcar y detergente- a granel en contenedores reutilizables en una red de 1.200 tiendas de conveniencia en Chile.

 

  • Hay dos opciones de venta: en la primera, los tenderos venden los productos ya envasados y los clientes deben retornar el envase para obtener uno nuevo, de forma que sólo pagan por el contenido. El segundo es el formato de autoservicio, mediante el cual los clientes utilizan una máquina expendedora de productos especialmente diseñada para instalarse en las tiendas.

 

Evoware, el packaging comestible

 

  • Start-up indonesa que diseñó un envoltorio comestible hecho de algas marinas. El producto es prácticamente insípido, tiene cualidades nutritivas y, en caso de no consumirse, se biodegrada.

 

  • El envoltorio puede comerse tanto en su forma sólida como disuelto en agua caliente. Por este motivo, Evoware pretende utilizarlo para hacer comestibles los sobres individuales de café -muy populares en Indonesia- y las bolsitas de especias que a menudo se encuentran dentro de productos como los noodles.

 

Delta, sobres compostables multifuncionales

 

  • Empresa de Reino Unido que ofrece una tecnología que permite a los restaurantes hacer y servir salsas en sobres comestibles y compostables hechas a partir de algas marinas. Gracias a su forma pueden apilarse fácilmente en paquetes secundarios y su grosor es variable, ya que depende del uso que se les dé.

 

  • La máquina genera el empaquetado cerca del cliente y lo llena con lo que él desea, ya sea ketchup para un restaurante de comida rápida o champú en el caso de un hotel.

 

Triocup, tazas de origami compostables

 

  • Originaria de Estados Unidos, esta empresa ofrece una taza de papel desechable hecha con una técnica de origami que no requiere el uso de tapa de plástico. El equipo ha elegido un material 100% compostable y está trabajando en una alternativa 100% reciclable.

 

  • La mayor innovación de este producto se encuentra en el diseño, que permite que el plegado sea rápido y fácil, ofrece una excelente resistencia a derrames y puede amontonarse sin problemas. En cuanto al coste de fabricación, las primeras estimaciones indican que tiene el potencial de ser competitivo frente a los vasos y tapas convencionales.

 

MIWA, la ‘app’ contra el desperdicio alimentario

 

  • Empresa checa creadora de una aplicación móvil que permite a los compradores pedir las cantidades exactas de comestibles que necesitan. Estos se entregan en envases reutilizables desde la empresa fabricante hasta su tienda más cercana o directamente en sus casas.

 

  • La compañía presenta una solución digital que conecta a todos los actores a lo largo de la cadena de valor, desde la granja hasta el cliente final. El objetivo no es sólo diseñar embalajes reciclables, sino también minimizar el desperdicio alimentario.

 

Separar y revalorizar los residuos es necesario, pero es evidente que debemos dirigir la mayor parte de nuestro esfuerzo en evitar generar residuos. El sector de la restauración produce muchos residuos, y con el auge del fast food y el grab and go, produciremos todavía más. O repensamos nuestra forma de comer y dar de comer o acabaremos…

 

Foto: Gregg Segal

 

Fuente: International Retail Report/AECOC

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, y obsesionada por dejar este planeta mejor de como lo encontró. Lleva más de 15 años trabajando en el sector de la restauración sostenible. Su pasión es aprender y enseñar que se puede dar de comer de una forma sostenible y rentable. Cuando escucha a Major Lazer las tortillas de patatas le salen mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *