Menú sostenible

Singapore Airlines lanza el menú sostenible “del campo al avión”

Por: Isabel Coderch Vergés

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Los menú de aviones tienen fama de ser insípidos, poco estimulantes y muy industrializados. Y, aunque algunas compañías ofrecen menús algo mejores a la media, comer en un avión nunca se ha considerado una gran experiencia gastronómica. En este contexto, la compañía aérea Singapore Airlines acaba de idear el nuevo concepto de menú sostenible “del campo al avión” que pretende satisfacer las demandas de menús más sostenibles por parte de los clientes.

El objetivo de esta idea es promover la sostenibilidad ambiental del servicio de restauración de los aviones: los alimentos procederán de granjas locales de los países a los que Singapore Airlines vuela, y el pescado procederá de pesqueras certificadas por MSC.

La aerolínea además reducirá el uso de carne en sus comidas y creará nuevos menús con alimentos procedentes de regiones locales de sus rutas aéreas: tomates cherris, calabazas, judías verdes y lechugas entre otros. Singapore Airlines comenta que tendrá colaboradores en distintas regiones para poder aprovisionarse de la forma más sostenible posible.

“Nuestro esfuerzo en abastecernos de una forma sostenible reforzará la política ambiental de Singapor Airlines y nuestra voluntad de reducir nuestra huella de carbono, así como garantizar un entorno más sostenible”, dijo Marvin Tan, Senior Vice Presidente de productos y servicios. “Continuaremos manteniendo la calidad de la experiencia gastronómica de nuestro menú, y al mismo tiempo nuestros clientes sabrán que estamos contribuyendo para asegurar la sostenibilidad”.

El menú “de la granja al avión” (tomando el concepto del movimiento de “del campo a la mesa) se introducirá a finales de año para los clientes de algunas rutas seleccionadas y más tarde se extenderá la oferta al resto de clientes.

Todavía no se conocen muchos detalles sobre el origen de los productos y sobre cómo se transportarán al avión. Queda por ver también si este concepto tendrá efectos tangibles en la huella de carbono de la compañía aérea o son afirmaciones de boquilla.

Todo esto surge después de que varios top chefs admitieran que nunca comerían comida de avión. Cuando la revista Bon Appetit se lo preguntó a Anthony Bourdain, la respuesta fue clara: “Nunca. Nadie se ha sentido nunca mejor después de comer en un avión. Creo que la gente sólo se lo come porque está aburrido. Nunca como en aviones. Me gusta llegar hambriento”.

Sus comentarios recordaron a las declaraciones del chef sin pelos en la lengua, Gordon Ramsey, que declaró en Refinery 29: “Ni de coña voy a comer nunca en un avión. He trabajado para compañías aéreas durante 10 años así que sé ha estado esa comida, a dónde va y cuánto tiempo tarda en subirse en el avión”

Artículo traducido de The Independent

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, y obsesionada por dejar este planeta mejor de como lo encontró. Lleva más de 12 años trabajando en el sector de la restauración sostenible. Su pasión es aprender y enseñar que se puede dar de comer de una forma sostenible y rentable. Cuando escucha a Major Lazer las tortillas de patatas le salen mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *