Lasal del Varador, un chiringuito sostenible

Por: Isabel Coderch Vergés

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Lasal no es un chiringuito como los demás. Tiene su playa, sus cervezas fresquitas y las tapas que caracterizan a todo restaurante playero, pero nada más llegar se percibe algo distinto.

El techo del local está cubierto de placas solares y en el interior hay una pantalla que monitoriza el consumo de energía. En pleno Agosto y con toda la solana pegando, dentro del local se está bien y no hay aire acondicionado. ¿Qué pasa aquí? Después te ofrecen la carta y ves como la mayoría de alimentos son ecológicos y locales, entonces las cosas ya empiezan a cuadrar.

El propietario, Ricard Jornet, me explica que diseñó este chiringuito sostenible en el 2007 con la idea de minimizar al máximo su impacto ambiental y fomentar la economía local.

Una de las cosas que más me gusta del proyecto de Lasal del Varador es que no se limita a ofrecer alimentos ecológicos. Muchos restauradores piensan que llevar una gestión sostenible de su restaurante implica simplemente sustituir los alimentos convencionales por orgánicos. Sin embargo, el aprovisionamiento “verde” es un aspecto importante, pero no el único en términos de huella ambiental de un restaurante. La eficiencia energética, el consumo responsable de agua, la generación de residuos, los materiales de construcción y el diseño del local tienen que estar en la mente de quién intenta gestionar un restaurante de una forma ambientalmente respetuosa, y Ricard lo tiene muy claro.

Lasal-del-varador-hivern
Arquitectura bioclimática (Lasal del Varador)

 

Como ya he comentado en otros artículos, ser un restaurante sostenible aporta valores sociales y ambientales importantes, pero es fundamental controlar la viabilidad económica del negocio. A día de hoy, los alimentos ecológicos siguen más caros que sus homólogos convencionales pero este margen se puede reducir trabajando en otras áreas.

Una de las estrategias que siempre recomiendo es compensar esta apuesta en productos eco rebajando los costes en suministros. ¿Cómo? Priorizando la eficiencia energética del establecimiento, haciendo un uso responsable del agua y reduciendo los residuos que se generan. Digamos que si trabajamos bien los dos lados de la balanza, podemos conseguir compensar el sobrecoste de los productos eco. Y, al mismo tiempo, aprovechar las ventajas sociales y de marca que supone tener una política de compra verde.

Volviendo al caso de éxito de Lasal del Varador, os muestro en la siguiente tabla el coste de las facturas eléctricas desde su inaguración hasta la actualidad (en verde los datos estimados para el 2015).

lasal
Coste anual en electricidad ( Restaurante Lasal del Varador)

 

Aquí se puede observar como desde que se empieza a aplicar las medidas de eficiencia energética en el 2010, hasta la actualidad, el coste de la energía por menú disminuye un 68%. Lo cual implica un ahorro neto de 12.081 € anuales. Interesante ¿verdad?

El éxito de este caso no se debe a una acción contreta ni puntual. En Lasal se planificó una estrategia con un enfoque global en la que no sólo se contempló la instalación de placas solares, sino también el uso de equipos eficientes, el mantenimiento y la formación del personal.

Está claro que con esto de la eficiencia energética, vale la pena dedicarle alguna que otra reflexión, tanto si se apuesta conjuntamente por un proyecto global de sostenibilidad como si lo único que se pretende es reducir costes.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, y obsesionada por dejar este planeta mejor de como lo encontró. Lleva más de 12 años trabajando en el sector de la restauración sostenible. Su pasión es aprender y enseñar que se puede dar de comer de una forma sostenible y rentable. Cuando escucha a Major Lazer las tortillas de patatas le salen mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *