Irlanda impondrá una tasa a los vasos desechables en el 2021

Por: Isabel Coderch Vergés

Si en el 2021 tienes pensado tomarte un café en taza desechable en Irlanda, tendrás que pagar un poco más.

A partir del 2021 Irlanda tiene previsto crear una tasa, latte levy, como medida para cambiar los hábitos de los consumidores y reducir el impacto ambiental de los desechables.

Cada año, 4.9 millones irlandeses generan hasta 200 millones de tazas de café de un solo uso, según un informe financiado por el gobierno irlandés el año pasado.

El gobierno espera que esta propuesta de tasa sirva como detonante para animar a los clientes a llevar consigo una taza reutilizable. Algunas cafeterías se han adelantado y están ofreciendo un descuento a todos aquellos clientes que traigan su propia taza.

Richard Bruton, Ministro de Acción Climática, ha avanzado que la tasa del vaso desechable de café probablemente estará entre 0,10 € y 0,25 € que habrá que sumar al coste actual del café en Irlanda, 3 euros. El coste final se acabará de definir en un consulta de seis semanas y un estudio de mercado previsto.

 

taza reutilizable
Fuente: expertreviews.co.uk

 

 

«Una de las cosas que claramente tenemos que hacer es reducir los desechables de un solo uso, y lo más evidente son los vasos desechables. Mucho de esto pretende lograr que las personas cambien sus costumbres. En mi opinión, esta es una gran oportunidad para mejorar nuestro compromiso ambiental».

Richard Bruton, Ministro de Acción Climática

Las tazas compostables que estén fabricadas de materiales biodegradables también se verán afectadas por el latte levy ya que todavía no existe la tecnología capaz de reciclar estos materiales.

El gobierno desarrollará una segunda fase de gravámenes a partir de 2022, centrada en envases de comida para llevar. En una tercera fase se abordará el envasado de alimentos en puntos de venta minorista, incluidos los artículos de panadería, frutas y verduras.

Irlanda ha comenzado a intensificar las medidas para reducir los impactos ambientales en su economía después de superar su asignación anual de emisiones de gases de efecto invernadero por tercer año consecutivo, alejándola aún más de los compromisos obligatorios de la Unión Europea.

La Gran Bretaña vecina se resistió a los llamamientos de los activistas y legisladores para imponer un impuesto similar a las tazas de café de un solo uso el año pasado. Optando por reducir el uso de las tazas a través de medidas voluntarias.

 

Fuente: Reuters

 

Fundadora de Te lo sirvo verde, especialista en hostelería sostenible y ecologista optimista.