La vuelta al cole: ideas para preparar almuerzos saludables y sin residuos

Por: Isabel Coderch Vergés

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

La vuelta al cole ya llegó: organizar las extraescolares, etiquetar la ropa, la puesta a punto en el material escolar y también pensar qué les preparamos para almorzar cada día.

Hay algunos, entre los que me incluyo, que se plantean más propósitos en septiembre que en enero, y por eso he querido aprovechar para compartir algunos consejos para preparar almuerzos más saludables y sostenibles. No siempre podemos hacerlo TODO bien, pero asumir alguno de estos cambios no supone mucho esfuerzo y los beneficios obtenidos son muy grandes. Ya lo veréis.

1. Usa envases y envoltorios reutilizables

Evita el papel de aluminio y el resto de envoltorios de un solo uso. Tienen un enorme impacto ambiental, su vida útil es muy corta y…te cuestan dinero cada mes. En el mercado ya puedes encontrar varios modelos de envoltorios y fiambreras sostenibles. Son ligeros, fáciles de limpiar y personalizables. A principios de año tendrás que hacer una pequeña inversión, pero te aseguro que se amortizan rápido.

2. Sustituye las botellas de plástico y las bebidas de tetrabrick por botellas reutilizables

 

Piensa en toda la cantidad las botellas de plástico, las pajitas y envases de tetrabrick que se producen en cada curso escolar. En tus manos está reducirlo y la solución es fácil. Utiliza botellas aptas para alimentación que puedan rellenarse cada día (preferiblemente de acero). Podrás comprar las bebidas a granel a precios más económicos o incluso podrás preparar tus propias bebidas saludables.

PD. Haz como si no existiera la botella de plástico desechable de la fotografía del post 😉

3. Reduce al máximo los alimentos procesados

Los alimentos procesados no solo contienen cantidades elevadas de azúcar, sal y grasas trans, sino que además generan muchos envases evitables.

Los almuerzos preparados en casa con alimentos frescos, son más saludables y más sostenibles.

Tanto para el almuerzo como para el resto de comidas, si las preparas tú, siempre sabrás qué comen tus hijos y podrás evitar envoltorios superfluos.

4. Utiliza vegetales locales y ecológicos

Las frutas y verduras de proximidad y eco tienen menor huella ambiental que sus homólogos convencionales. Además, comprándolos contribuyes a favorecer la economía local. A la mayoría de críos les encantan los snacks vegetales crudos y son bien fáciles de preparar.

Fuente: 123RF
Fuente: 123RF

5. Reduce la proporción de embutidos

Una de las conclusiones del 17 ° Congreso Internacional de Dietistas en el 2016 fue la necesidad de sensibilizar a la población de que debemos comer menos carne. Comemos mucha más proteina animal de la que necesitamos y esto tiene un impacto negativo en nuestra salud y en nuestro planeta.

Es cómodo añadir unas lonchas de chorizo o pavo en el bocadillo, pero intentemos que sea la excepción más que la norma.

 

chop21

 

Y para acabar, algunas ideas concretas de almuerzos saludables y sin residuos:

  • Snacks vegetales: tomatitos cherry, olivas, apio, brocoli, bastoncitos de zanahoria, bastoncitos de pepino o pepinillos en vinagre
  • Frutas de temporada cortadas o enteras
  • Frutos secos y fruta desecada
  • Tacos de queso con uvas o membrillo
  • Bocadillo de pan integral con aguacate, olivada y tomate, sardinas, salsa pesto y tomate o plátano con canela (sí, está buenísimo)

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, y obsesionada por dejar este planeta mejor de como lo encontró. Lleva más de 12 años trabajando en el sector de la restauración sostenible. Su pasión es aprender y enseñar que se puede dar de comer de una forma sostenible y rentable. Cuando escucha a Major Lazer las tortillas de patatas le salen mejor.

2 responses

  1. Yo cambiaría las botellas de aluminio, por unas de acero. Es más sano para los enanos. Por lo demás, perfecto tu artículo. Has calcado el almuerzo sostenible de mi hijo. A seguir evangelizando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *