Bebiendo agua

¿Me pone un vaso de agua, por favor?

Por: Isabel Coderch Vergés

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

La Junta de Andalucía está a punto de convertirse en la primera comunidad autónoma en obligar a ofrecer agua del grifo en los restaurantes. Está ley está inicialmente orientada a reducir el consumo de bebidas azucaradas para paliar la creciente obesidad infantil. Fenomenal. Pero además, Andalucía podría beneficiarse de rebote de la reducción masiva de botellas de plástico generadas en los restaurantes. Como os podréis imaginar estoy que doy palmas con las orejas. ‍

¿Qué está pasando?

España es uno de los países de la UE que más agua embotellada consume a pesar de que el agua el grifo tiene plenas garantías higiénico sanitarias. Es cierto que según la región, el agua puede tener distintas características organolépticas (sabor, olor y color), pero eso no justifica que en la actualidad el 41% del agua consumida en los hogares españoles sea agua envasada cuando se dispone de una alternativa sana, sostenible y prácticamente gratuita.

La industria del agua envasada se ha encargado de hacernos creer que el agua embotellada es más saludable, salubre y cool, aunque nada de esto ha sido demostrado. De hecho, se ha demostrado todo lo contrario. Según este estudio de la OCU sobre aguas envasadas, el agua de grifo es la opción más barata, ecológica y saludable diga lo que diga la publicidad de las grandes marcas.

En los restaurantes, la tendencia creciente del consumo de agua embotellada es similar, pero hay una diferencia importante respecto al consumo doméstico. La mayoría de restaurantes en España han dejado de ofrecer agua del grifo y muchos se niegan incluso a servirla aunque lo pida expresamente un cliente. Vender el agua embotellada se ha convertido en una estrategia que permite subir el ticket medio y muchos restauradores temen que sirviendo agua fresca del grifo sus ganancias desciendan.

¿Cuál es el problema?

Para fabricar y transportar una botella de agua (ya sea de vidrio o de plástico) se consume agua, energía y además, se generan muchos residuos contribuyendo significativamente al cambio climático.

Botella de plásticoPara fabricar 1 botella de plástico de 1 litro y medio se requiere:

–  6 litros de agua.

–  Energía para sacar el agua, embotellarla y transportarla al punto de venta. Se estima que por cada botella se necesita el petróleo que ocupa 1/4 de la botella.

– 0,26 Kg de CO2, lo cual equivale a recorrer un kilómetro y medio en coche.

Ah, y si piensas que reciclar es la solución, debes saber que en Europa solo el 2,5% de las botellas generadas se reciclan. 😱

A parte de esto, la reciente comercialización intensiva de este recurso natural tan necesario para la vida humana ha conducido a las grandes empresas a privatizar el agua. Seguro que os imagináis los conflictos sociales y ambientales que esto genera.

Es cierto que según la región en la que nos encontremos, la calidad organoléptica (sabor, gusto y olor) es variable, y me parece estupendo y necesario que los restaurantes ofrezcan agua embotellada para los clientes que lo deseen. Pero ofrecer también agua fresquita (con hielos y limón, si puede ser) aporta otros beneficios ambientales y comerciales.

 

¿Qué puedo hacer yo como restaurador, como cliente y como Administración pública para ofrecer agua de una forma sostenible?

 

Restaurador

Ofrecer agua fresca a los clientes es un gesto de hospitalidad que debe recuperarse en nuestro país como lo han hecho en toda Europa y EEUU. Es además una gran oportunidad para reducir la huella ambiental, eliminando residuos evitables y la generación de CO2 ligada al transporte. Si tu implicación ambiental está además bien comunicada, seguro que te permite fidelizar a tus clientes y atraer a consumidores “ecoresponsables”.

Dentro de las aguas embotelladas, también hay distintos grados de impacto ambiental. ¡Apuesta por la opción más sostenible dentro de tus posibilidades!

 

Agua sostenible
Ilustración de Carlotta Cataldi

 

 

Cliente

Pide agua del grifo siempre que puedas. Si el restaurante se niega a servirla, explica porqué prefieres el agua del grifo.

Administración pública

Promover e incentivar el uso del agua del grifo con normativas como la andaluza y/o campañas divertidas como esta de del Ayuntamiento de Guipúzcoa:

¿Quieres saber más sobre el impacto ambiental del agua embotellada? 

 

Tapped the movie

 

Tapped examina el papel de la industria del envaso de aguay sus efectos en la salud, el cambio climático, la polución y nuestra dependencia al petróleo.

 

 

The story of bottled water

 

The Story of Bottled Water nos habla sobre la creación de la necesidad de consumir agua embotellada y como el marketing ha conseguido que millones de americanos paguen por un producto que pueden obtener de forma gratuita.

 

Bottlemania

 

Bottlemania examina el consumo de agua embotellada en la actualidad y analiza el impacto social que generan las grandes compañías en busca de fuentes de agua en poblaciones rurales.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, y obsesionada por dejar este planeta mejor de como lo encontró. Lleva más de 12 años trabajando en el sector de la restauración sostenible. Su pasión es aprender y enseñar que se puede dar de comer de una forma sostenible y rentable. Cuando escucha a Major Lazer las tortillas de patatas le salen mejor.

3 responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *